PASION POR LA FOTOGRAFIA Un cuarto oscuro, una bombilla roja, una ampliadora, el olor de los químicos, los rollos de película, y algunas hojas colgando del hilo…

Es allí donde todo comenzó. Tenia 15 años, estaba interno en un colegio donde había un laboratorio fotográfico, y allí aprendí a hacer mis primeros revelados.

En la actualidad donde todo es digital, es curioso como el olor de los químicos todavía captura mi memoria.

Algunos años mas tarde, debuté en el trabajo de diseño publicitario, oficio que ejercí por mas de 27 años en las grandes agencias parisinas; de los cuales, 17 estuve en el seno de diversas filiales del Groupo Publicis.

No soy lo que se puede llamar un fotógrafo profesional ya que nunca hice estudios en ese campo y nunca ejercí esa ocupación. Digamos más comúnmente que soy un aficionado ilustrado, inspirado incluso, por esta pasión.

En el ejercicio de mi trabajo como publicista he tenido el inmenso placer de tener entre las manos libros de algunos de los mejores fotógrafos del mundo:

Elliott Erwitt, Bernard Matussière, Herb Ritts, Irvin Penn, Dimitri Tostoï, Gilles Bensimon, David LaChapelle, Hans Gissinger… Para citar unos cuantos.

Incluso he tenido el privilegio de conocer y trabajar con algunos de ellos.

Es como decir que durante todos estos años, mi ojo se ha ejercitado devorando cotidianamente fotos maravillosas y trabajando con excelentes directores artísticos que me han igualmente enseñado mucho sobre el arte de la imagen.

Espero que aprecien mi trabajo y les deseos una feliz navegación.

Jean-Benoit Picard